fbpx
En el post de hoy hablaremos sobre nuestra razón de ser, el food waste y la pérdida alimentaria. ¿Sabías que 1/3 de la comida que se produce en todo el planeta nunca llega a consumirse? Esto no solo son toneladas y toneladas de desperdicio alimentario, también afecta y repercute a los millones de recursos empleados para la producción de ese alimento y los efectos de estos para con la Tierra. ¡Empezamos, Gamberrxs!
 

¿Por qué nunca supe de la gravedad de esta problemática?

 
Durante décadas ha habido una falta de estudio y de información en lo que respecta a esta problemática mundial. No fue hasta el 2011 cuando la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, puso punto final a esta desinformación, elaborando un estudio donde recopiló datos y estableció parámetros de estudio y análisis del desperdicio alimentario y las pérdidas alimentarias. 
A todo ello, en 2015 la ONU fijó los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) a alcanzar en el 2030 por parte de los países y empresas a nivel mundial. Como consecuencia, el desperdicio y la pérdida de alimentos empezaron a ser más visibles y con una especial mención en el objetivo 12.3.
 
Fue entonces cuando empezaron a resonar números tan abismales como los que veremos a continuación. Una vez puestos en antecedentes… 

¿Qué es el Food Waste? ¿Y la Pérdida Alimentaria? ¿Qué diferencia hay entre una y la otra? 

 
Según la FAO, la única diferencia que hay entre las dos definiciones es el momento de la cadena de producción y suministros en la que se produce este descarte, incineración o desecho del alimento.
Por lo tanto, pérdida y desperdicio alimentario comparten la siguiente definición: toda reducción de la cantidad y calidad del alimento debido a las acciones y decisiones tomadas por parte de los agentes que forman la cadena de producción y suministros.
 
La diferencia reside en que se considera pérdida alimentaria a partir de la cosecha hasta el minorista (excluyéndolo) y se considera desperdicio alimentario a partir del minorista hasta el consumidor final (incluyéndolo).
 
Datos alarmantes del Food Waste:
 
¿Sabías que…?
 
  • Una tercera parte de los alimentos mundiales se pierden o desperdician, esto equivale a 1.300 millones de toneladas anuales de alimentos. 
  • El desperdicio alimentario per cápita en Europa y Norteamérica es de 95-115 kilos/año mientras que en el África subsahariano y el Sur/Sureste asiático de 6/11 kilos al año. 
  • “Solamente” con el agua que se emplea para producir la comida que se acaba tirando podríamos acabar con la necesidad mundial de agua.
  • Si el CO2 producido por el desperdicio y pérdida alimentaria fuese un país sería el tercer mayor emisor con un 12% después de China (27,2%) y Estados Unidos (14,6%).
 

Conclusión

 
Estos son solo unos pocos de los muchos datos preocupantes que hay sobre la pérdida alimentaria y el food waste. Esta lucha no es únicamente por los alimentos, sino lo que éstos y nuestros actos implican para nuestra casa, la Tierra. Somos conscientes de que no podemos cambiar el mundo y nuestra forma de actuar en un abrir y cerrar de ojos, pero sí con pequeños gestos. Si cada uno de nosotros hace una acción, ya serán 7.700 millones de acciones, y lo que empezó un lunes en tu casa, acabó siendo el inicio de la Revolución Sostenible.
 

¡ESO ES!

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies