fbpx

La Sostenibilidad ayer y hoy

El miércoles 17 de junio hicimos la segunda edición de los ESOES Lives. En esta ocasión y de la mano de nuestro co-fundador, Toni Llull,  estuvimos hablando con Guillem Bargalló, fundador de El Bien Social, plataforma online que da visibilidad a proyectos que apuestan por un estilo de vida sostenible. Durante una hora tocamos temas como El Bien Social, marketing sostenible, crear empresa con impacto, la sostenibilidad, el cómo ha ido  cambiando esta a lo largo de los años y el desperdicio.

En esta nueva entrada os dejamos un pequeño recopilatorio de lo que fue esta entrevista. Si la queréis ver entera, está en nuestro IGTV (@esoesfoods), no os dejará indiferentes.

¡Empecemos!

  • ¿Cómo y sobretodo por qué nació El Bien Social?

Cuando hablamos de proyectos y empresas sociales/sostenibles el por qué nace es el pilar básico. En mi caso, yo siempre he estado bastante vinculado a ayudar a la gente, ahora cumpliré los 30 y desde los 15 he tenido esta pasión. Estudié economía y aun así la tenía. He tenido de todo un poco, he estudiado economía, me dedico al marketing que me ha dado muchos casos y luego dedicarse a  la sostenibilidad parece un poco extraño. Al final parece que todos los caminos llevan a Roma … o a la sostenibilidad.

Hubo un hecho que me impactó mucho en la vida, justo hace un mes se conmemoraban 7 años del incendio del edificio del Rana Plaza de Bangladesh. Fue el gran despertar, sobretodo en redes sociales, de los dramas de la industria de la moda, y por ende un poco de toda la industria. Cuando se colapsó y murieron casi 1.000 personas, ya no se pudo hacer más la vista gorda.

Recuerdo que aquel fue un momento para mí que me impactó muchísimo y me prometí a mi mismo, hace siete años, que quiero crear un sistema, quiero vivir en un mundo donde estas cosas no pasen y esto, empieza por el cambio de uno mismo. Ahora tenemos un montón de proyectos sostenibles, es tendencia, es mainstream, hace siete años no había nada. Yo me acuerdo que entonces me dedicaba al marketing de temas digitales, que es lo que sé hacer, empecé a buscar a ver si había alguna plataforma, algo que me permitiera conocer empresas y proyectos con los que poder practicar un consumo diferente.   Encontré muy poquita cosa y allí fue “oye pues lo creo yo” y empecé así, escribiendo sobre proyectos que tienen más años y un montón de recorrido. Y poco a poco, haciendo investigación en redes, iba recopilando, el portal empezó a ganar mucha atracción y así fue el inicio de El Bien Social, que fue un blog donde iba agrupando proyectos que hacían de este mundo uno mejor.

Y así empezó, lo del Rana fue hace siete años y El Bien Social empezó hace cinco. A día de hoy es seguramente en España la plataforma más importante de empresa y sostenibilidad que existe y luego además también somos una consultoría de marketing digital e innovación social para proyectos como el vuestro al final (…).

  • ¿Has visto un gran cambio en temas de sostenibilidad en las empresas desde que empezaste hasta ahora?

Muchísimo, muchísimo. Yo ya no empiezo de 0 esto también es verdad, pero sí que cuando me empiezo a meter en este mundillo, hay las empresas sociales y quizás no tienen tanto el aspecto medioambiental como estamos viendo hoy en día, son proyectos que empiezan mucho con el tema de una problemática social y vamos a resolverla. Es verdad que había y sigue habiendo también el movimiento cooperativista que siempre ha estado muy implicado con la sociedad y medioambiente pero no era algo tendencia en el resto de empresas. Lo que existía entonces era la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) pero una mal entendida, que eso es un clásico. La RSC tiene que ser una palanca dentro de la empresa para incorporar en su core elemento de sostenibilidad, ¿Pero en qué se convertía la RSC? En el departamento de Relaciones Públicas, en el departamento anti-amenazas de los usuarios, vamos a lanzar notas de prensa y acciones en las cuales demostremos que estamos haciendo algunas cosas bien pero para tapar otras.

(…)

El boom de la sostenibilidad es de hace un año. Esto ha propiciado dos cosas: muchos proyectos como el tuyo que empiezan a salir con un propósito social y medioambiental en su razón de ser, que al fin y al cabo son empresas sostenibles,  y luego los grandes que han tenido que “transicionar” y ahí vemos dos cosas: los que se lo creen y quieren hacerlo bien (lo que pasa que al final viven en un mastodonte y cambiar todo el engranaje de un mastodonte es complicado) y luego también hay los que ven esto como una tendencia o una moda, sacan algunos productos y cuando esta “moda” creen que vaya a pasar los quitarán pero lo que pasa es que esta moda no se va a acabar y sobretodo porque hay las redes sociales que se han convertido en la gran policía.

Ahora hay una esperanza muy grande para la sociedad.

“Tenemos que ayudarnos, no tenemos que criticarnos a ver quién es el más sostenible, no existe…nadie puede ser el más sostenible”

 

  • ¿Qué crees que haría falta para movilizar y acabar de despertar la conciencia de la gente?

Primero de todo tiene que ser sencillo. Vivimos en unas vidas terriblemente ajetreadas, cualquier cosa que quieras cambiar supone un problema. Para nosotros todo es cómodo, hemos montado las vidas cómodas. Intentas ser Zero Waste y tienes que hacer una reflexión interna para realmente meterte, tienes que dedicar tiempo a ello.

Lo que pido mucho a las empresas es que no se esperen a que la gente les avasalle en twitter, sencillamente que vayan incorporando estos nuevos hábitos y cambios. Esto para mí sería lo óptimo, que las empresas lo hagan, ¿Que no lo hacen? Entonces seguir avasallando mostrando imágenes de tortugas ahogadas, forzando y forzando al gobierno para que cambien las leyes, porque al final cuando generas mucha presión social sobre alguna cosa, como la ley del plástico que se aprueba para el 2021, nace de la presión social, que viene de Europa y luego aquí ha habido mucho movimiento (…)

Eso serían dos cosas, y para mi la tercera es algo que es muy importante. Yo también doy clases de marketing sostenible y siempre digo “la sostenibilidad tiene que ser atractiva, sexy” por ejemplo, hace un tiempo ir a la playa a recoger basura era “menuda panda de colgados” y ahora es lo más. Hemos cambiado la tendencia y hemos hecho algo atractivo (…) Tenemos que crear este tipo de iniciativas que motiven a la gente a hacer cosas buenas, si no al final es algo muy complicado.

  • Este año es el año para la Acción Climática, a nivel más empresarial, ¿Qué consejos darías para empezar a crear un impacto positivo?

Como empresa lo primero que tienes que hacer es ver el impacto/huella que estás dejando en el planeta. Lo primero que recomiendo a toda empresa es hacer una auditoría interna, cuál es tu huella de carbono, hídrica… Esto es lo que más fácilmente la gente reconoce.  Luego, qué proveedores tienes, envases/ packaging, qué impacto tiene, cómo este envase luego  se puede recuperar, reutilizar, el producto, diseño circular…

Pero primero auditoría interna, y a partir de aquí ir desengranando y tomar acciones.

  • ¿Y a nivel personal?

Una auditoría personal, queda un poco raro, por ejemplo, a este nivel yo aconsejaría mucho hacer un poco de revisión del movimiento Zero Waste, sin residuos, vivir una vida más sostenible. Hay un montón de opciones para descubrir, no solo por ejemplo, en El Bien Social que verás un montón de alternativas , sino por ejemplo, alguien que son muy buenos en esto son: GoZeroWasteApp. Son de Barcelona, Marta y Martí, que son una pareja que están dedicados a potenciar el movimiento Zero Waste. Te sumas con ellos y haces una checklist de las cosas que puedo hacer para cambiar mi vida y ser más sostenible.

(…)

 

  • ¿Y tú tienes integrado el movimiento Zero Waste?

Yo lo tengo bastante integrado pero no me he vuelto un radical del Zero Waste, igual que tampoco del veganismo, ni vida sin plásticos, porqué no lo puedo hacer todo. Intenté ir vegano a full y lo intenté durante 3/4 meses, perdí tantos kilos, pero porque no tenía ni idea, me metí sin saber dieta, sin saber nada, me meto y me meto mal.

Entonces he tenido que ir paso a paso, pues te vas quitando los yogures y los sustituyes por unos base de soja o almendra, luego la carne, y la sustituyes por lentejas y cosas así.

El Zero Waste lo mismo, he ido cambiado un montón cosas pero no soy 100% Zero Waste. Y hay gente que me critica, si yo tuviera todo el tiempo o todo el dinero lo intentaría, pero bueno, voy paso a paso y a integrar.

(…)

Lo que no puedes hacer es apalancarte, pero si no puedes ir 100% a algo, pues oye, vas paso a paso pero avanzas. Yo lo que diría es: ves integrando paso a paso entonces lo vas a hacer de una forma sana y te va a ir bien, y vas a cambiar.

  • Volviendo al Desperdicio Alimentario, ¿Por qué crees que la gente tiene tan interiorizado el tirar comida o comprar por estética?

 

El tirar comida es un tema muy de falta de conexión, y vamos a hacer el toque espiritual de la conversación, con los alimentos.

En general, no vemos un alimento: la semilla, el plantarlo, el que crezca, que salga la fruta, la recolecta y luego te lo comes… no, tú vas al super y allí lo tienes todo, además envasado en plásticos, y no tienes esta conexión con absolutamente nada. Son comodidades, pero nos pasa con casi todo.

«Tenemos que enseñar que al final las cualidades nutricionales de una fruta no se miden por su estética»

 

¿Por qué maltratamos la naturaleza? Porqué no hemos generado ningún tipo de conexión. Ahora hablo mucho de una población en general, que eso no quiere decir que todo el mundo sea así porque hay mogollón de personas que evidentemente ya lo tienen super interiorizado, etcétera. Pero yo diría que sobretodo es por esto, por una falta de conexión con todo lo que nos rodea y en este caso, con la alimentación. Si tuviéramos más conciencia, no nos pasaría esto, tendríamos mucho más cuidado con la comida, y sobretodo si no nos costara lo que nos cuesta, y las pasáramos mal en este sentido, como lo pasaros nuestros abuelos en la guerra. Cuando tú has sufrido lo que es el “no tener alimento en la mesa”, esa gente es algo que les duele porque sabe lo duro que es no tener alimentos.

Por eso pasan tantos dramas como pasan hoy en día.

El tema de la estética, si uno es por falta de conexión, lo otro es porque somos unos seres a veces muy sociales y nos dejamos influenciar demasiado por lo que dice la gente. Y también que somos un poco “hijos” en el mal sentido de la palabra, que si una fruta no es bonita pues yo no me la como (…).

  • ¿Qué es para ti el bien social?

 ¿Sabes que nunca me había hecho esta pregunta?

Te voy  responder un poco de como nace, El Bien Social, el nombre nace de la fusión de dos economías: de la economía social y economía de el bien común.  ¿Qué promueve? es decir, para mí el bien social que sería… sería el mundo que creamos todos y cada uno de nosotros y el impacto que generamos positivo, tanto a nivel social como a nivel medio ambiental. Esto para mí es el bien social, y entonces de ahí sería que todas las personas, todas las empresas y todos los proyectos estuvieran solo, eterna y únicamente dirigidos a mejorar nuestra sociedad y nuestro medioambiente.

  • A partir de aquí, ¿Dónde crees que empieza el cambio hacia un mundo mejor?

Uno mismo. Es un cliché, topicazo, pero es la verdad. Es lo que he visto que es el camino.  El camino empieza por uno mismo, por algo tan sencillo como sonreír a la persona que te cruzas por la calle. (…) ¿Qué mundo vas a cambiar si dentro de ti no estás bien? Y no es que  yo haya llegado a la iluminación con el yoga, no es así, yo tengo muchos días que son complicados, estresantes y aunque yo haga un proyecto igual que vosotros, que es genial, me sienta super orgulloso y qué bien por la sociedad y lo que mejoramos y tal, hay días que no salen bien. Pero es esto, el cambio empieza por uno mismo por cosas y actos muy sencillos.

Un mundo mejor empieza por pequeñas acciones.

 

He aquí un pedacito o mejor dicho, un resumen de una entrevista muy interesante a

Guillem Bargalló.

¡Muchas gracias por leernos Gamberrx! 

Y si no habéis visto el directo, os recomendamos que vayáis a nuestro perfil de Instagram y os pongáis el debate como un pequeño Podcast.

Estamos segurxs que os servirá, sacaréis cosas positivas y quizás alguna que otra sonrisa.

¡Hasta pronto!

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies